En mayo de 2019 entró en vigor el Real Decreto-ley 8/2019. A partir de ahí las empresas están obligadas a llevar el control horario de los trabajadores. Y, así, combatir una gran cantidad de horas extra que no eran reconocidas. Dos años y medio después muchas compañías siguen haciendo un registro horario de manera incorrecta. Algo que queda plasmado en el montante de las multas de control de jornada.

Desde esa Primavera de 2019, el Estado ya ha recaudado 1.530,24 millones de euros por multas de control de jornada. Según informa La Razón, el importe se divide en un total de 1.274 infracciones hasta el 20 de septiembre de 2021.

En los primeros ocho meses que el Real Decreto estuvo en vigor se registraron 225 infracciones, y la cantidad de euros conseguidos por ello fue de 241,15 millones. En 2020 hablamos de 648 irregularidades detectadas y 774,19 millones de euros en multas. Y ya en 2021, hasta septiembre, nos encontramos con 401 sanciones y 514,9 millones de euros.

 

Aumento de la actividad de la Inspección de Trabajo y en las multas de control de jornada

La tendencia en cuanto al número de infracciones y el importe total de las mismas no denota una asimilación de la normativa. Esta dejadez por parte de algunas empresas, y el esfuerzo del Estado por detección de irregularidades, dan como resultado la importante cifra de multas ya en 2021.

Ese ímpetu de la administración pública ha llevado a que la actividad de las inspecciones de trabajo se haya extendido un 355% desde hace dos años atrás. Una inversión que además va a ir apoyada en la digitalización, las nuevas tecnologías y el big data. Todo con el objetivo de ser más certeros y poder llegar a los nuevos tipos de negocio como los ecommerce. También a las nuevas metodologías de empleo como el teletrabajo. Además de, como estamos viendo en este texto, asegurarse que las empresas tengan un método correcto de fichar en el trabajo para el control horario de los trabajadores.

Pero además no podemos olvidar que en 2021 ya se endurecieron las multas de control horario. Ahora los casos más graves podrán ser castigados con hasta 225.018 €.

En este contexto, toda empresa no debería dudar a la hora de decidirse por implementar un sistema de registro horario como Control Laboral. De esta manera, los gestores de la compañía podrán estar tranquilos y sabiendo que no se arriesgan a importantes multas.

Abrir chat