El coronavirus nos dejó grandes aprendizajes sobre nuestra capacidad de adaptación a circunstancias adversas. Así, el sector tecnológico ha sido uno de los sectores que más ha podido avanzar durante este último año, llegando a superar los 55,3 millones de trabajadores en el sector a nivel mundial y se estima que para 2023 se llegue a los 62 millones. Es lo que dice el informe realizado por la consultora IDC. Vamos a ver qué más se demanda y cómo retener ese talento en las empresas.

Ese informe muestra 40 puestos de trabajo diferentes analizados. No obstante, sólo tres representan casi una tercera parte de los empleos solicitados: desarrollador- ingeniero de software, especialista en apoyo al usuario y analistas de sistemas. Y se prevé que la demanda de ciertos perfiles aumente, como científicos de datos (13,7%), ingeniero-desarrollador-diseñador de machine learning (13,6%) e ingeniero de datos (12,9%).

Sin embargo, según el informe Infoempleo Adecco 2019 sobre la oferta y la demanda de empleo en España, son justamente en estos perfiles donde existe la mayor escasez de talento y esto supone un reto para los departamentos de recursos humanos. Este informe cifra que hasta un 30,04% de las empresas tienen dificultades para encontrar un perfil enfocado a la tecnología, telecomunicaciones e informática y a su vez hasta un 12,01% de las empresas les cuesta encontrar perfiles profesionales más enfocados al Business Intelligence y al Big Data.

Viendo esta oferta y demanda de empleo por parte de las empresas tecnológicas, podemos observar que existe una gran competitividad dentro del sector tecnológico por conseguir esos perfiles talentosos. Para ello, os presentamos los consejos por los que habéis pinchado en el link. Os ayudarán a atraer y retener talento en la empresa.

Trabaja los valores

Las empresas, al igual que las personas, son atractivas por su forma de ser y la cultura que se vive dentro de ellas. Los candidatos potenciales deben sentirse atraídos por cómo es la empresa y los valores que ella desprende. Es por ello que recomendamos asegurarse de que esa cultura se ve reflejada claramente tanto fuera como dentro de la compañía. Ámbitos como el servicio al cliente, la creatividad, la innovación, la diversidad y la inclusión, la igualdad en todos sus aspectos o el estilo de liderazgo, pueden ser temas a tener en cuenta.

¿Se recompensan a las personas por lograr los objetivos?

¿El ambiente es individualista o cooperativo?

¿Dejo espacio para que las personas puedan desarrollar nuevas propuestas y/o proyectos?

¿Se hace un control horario de manera clara, justa y legal?

¿Es accesible el registro horario de los trabajadores?

Hay que mostrar de forma adecuada los valores que puedan atraer y retener el talento en la empresa. El proceso debe ser continuo con nuevos y con veteranos trabajadores.

Muestra una propuesta de valor clara para el empleado

Estas son algunas de las preguntas que se hará un candidato al considerar tu oferta de empleo: ¿Qué hace diferente a tu empresa? ¿Qué tipo de cultura promueve? ¿Cómo se reconocen los logros y cómo se recompensan? ¿Qué nuevos retos pueden afrontar los profesionales? ¿Qué beneficios ofrece?

Las respuestas pueden ser, por ejemplo: oportunidades de desarrollo profesional; una estrategia que promueva la diversidad e inclusión; remuneración competitiva; estabilidad; igualdad de género; iniciativas para promover la conciliación entre la vida personal y laboral.

Captar talento

Los métodos para comunicar en la empresa estas características de la cultura y su propuesta de valor puede ser de dos tipos: mediante acciones online como la generación de contenido atractivo o la página web, o de forma offline con puertas abiertas o acudiendo a ferias de empleo entre otras cosas.

Encárgate de tener una buena reputación

Los candidatos potenciales es probable que busquen recomendaciones en contactos cercanos que hayan trabajado en tu empresa, como amigos, compañeros de universidad y/u otros compañeros de trabajo. Son estas personas las que hablan en nombre de tu organización y las que generan una primera impresión sobre cuál es la experiencia que se vive en ella. Es muy importante e interesante para los responsables de personas conocer cuál es la visión que tienen los trabajadores actuales y los que estuvieron sobre la empresa. Trabajar en la generación de embajadores de marca es clave para atraer y retener el mejor talento en tu empresa, puesto que ellos serán los que te capten ese nuevo talento.

El desarrollo profesional

Un perfil talentoso necesita saber que el puesto de trabajo le va a suponer un reto, y que le va a permitir crecer como profesional y como persona.  Es por ello que estos perfiles buscan un entorno que les acompañe a crecer y a expandir sus habilidades.

¿Ofrece la empresa formación en diferentes áreas?

¿Provee oportunidades de ascender y promueve el crecimiento profesional?

¿Cuenta con proyectos interesantes que suponen un reto?

¿Promueve la igualdad de género y la diversidad en el trabajo?

Generar un ambiente basado en el aprendizaje continuo ayudará a los responsables a retener y atraer al talento en la empresa, así como a mejorar la imagen de marca como un lugar atractivo donde trabajar.

 

Si existen dudas sobre lo que ganan los candidatos que aplican, o si la marca de la empresa no se trabaja de forma clara, el proceso de selección puede ser más largo, costoso y de menor calidad. Sin embargo, estas recomendaciones que os hemos propuesto pueden ayudaros a atraer nuevo talento a la empresa y retener el actual.

En Bilva, te acompañan a atraer y fidelizar el mejor talento para tu empresa. Todo esto lo hacen combinando la tecnología de un software para medir la experiencia de los empleados con las experiencias cara a cara en dinámicas en grupo. Si tu empresa está interesada en mejorar la propuesta de valor interna, con el objetivo de mejorar la experiencia y los resultados, poneos en contacto con ellos.

Abrir chat